Materiales
 

Sitio oficial del cantautor Álvaro Sinde

Materiales

 

Editores de partituras:

Editores MIDI:

Secuenciadores

Soundfonts:¿qué son?

Búsqueda de sonidos

Otras páginas de recursos y materiales

Recursos propios de este sitio:


Consejos para el uso del micrófono

1. Colocarlo tan cerca como sea posible de la fuente sonora que se quiera recoger. Tener en cuenta que una cercanía mayor aumenta el volumen de bajos. Esto puede usarse para enriquecer la voz que se graba.

2. Dirigirlo en sentido contrario a la procedencia de ruidos indeseables y colocarlo tan lejos como sea posible de éstos (por ejemplo, el ordenador)

3. Emplazar el micrófono lo más lejos posible de superficies lisas y duras, paredes o rincones, que pueden provocar efectos Larsen. Cantar en el centro de la habitación, un poco desplazado hacia la mesa.

4. Para grabar voces, suele ser suficiente una distancia con respecto al micrófono de 100 a 200 mm, pero es fundamental utilizar una pantalla contra sonidos explosivos entre la boca y el micrófono para evitar recoger ruidos de este tipo en la "P" y la "B". Una pantalla contra sonidos explosivos es simplemente un trozo fino de gasa estirado sobre un marco. En ocasiones se ha grabado una sesión utilizando una media de nailon estirada sobre una percha de alambre doblada hasta tomar la forma de un cuadrado o un círculo. Es prácticamente imposible realizar una buena grabación de voces sin esta pantalla. El antiviento de espuma que se incluye con algunos micrófonos normalmente no sirve contra los sonidos explosivos.

5. Procurar estar lo más relajado posible del cuello para arriba. Concentrarse mucho en que la voz salga afinada y en impedir la "voz de cuello".

6. No preocuparse excesivamente por el nivel sonoro recogido, ya que se puede normalizar luego. Es mejor un sonido limpio de bajo nivel de señal que uno de alto nivel de señal con desafinamientos y ruidos.

7. No forzar la voz: hace que suene mal. Ojo especialmente a los pasajes agudos. Tampoco mover los labios demasiado rápidamente, pero sí humedecerlos con la lengua en las pausas de la cancion (los ruidos que esto pueda hacer se quitan luego).

8. Pronunciar suavemente y con cierta lentitud las consonantes duras (p, b, s, c)

9. Dejar siempre una pausa de silencio, aunque sea medio segundo, entre el final en vocal de un verso y la respiración subsiguiente.

10. El micrófono debe emplazarse delante de la boca y cerca de ella (no, por ejemplo, debajo de la barbilla), pero de modo que el aire que sale de la boca pase por encima de él, en vez de impactar en él directamente. Mientras se canta se debe mirar hacia delante y ligeramente hacia abajo. Nunca hay que levantar la cabeza (eso estrecha las vías respiratorias y empeora la voz).


 

Notas de creación musical
(orígenes diversos)

Efectos

El panel de control de EAX da acceso hasta un máximo de cuatro efectos de calidad de estudio, incluida una reverberación de alta calidad, que se puede agregar a las señales que pasan a través del Mezclador surround de Creative. No hay un procedimiento directo para agregar estos efectos a las pistas individuales en Cubasis, aunque es posible crear un archivo Mezcla analógica de pistas seleccionadas con los efectos agregados e importarlo a Cubasis con dichos efectos. Cada nivel de efectos se puede ajustar de forma individual a cada una de las fuentes de sonido a las que se aplica.

Los efectos de reverberación y coros siempre están disponibles, aunque con ciertas variaciones. Los dos efectos restantes se pueden seleccionar con las siguientes configuraciones: Transformador vocal, Modulador circular, Variador de tono, Variador de frecuencia, Flanger, Ecualizador paramétrico, Eco estéreo, Distorsión, Normalizador y Wah automático. Todos estos efectos son completamente editables y los cambios se pueden guardar en una biblioteca interna, lo que permite crear bibliotecas de efectos personalizados. También es posible almacenar las configuraciones completas de los cuatro efectos y sus encaminamientos. El sistema de encaminamiento es muy flexible y permite que los efectos se puedan aplicar en serie, siendo posible también aplicar efectos a las salidas maestras, así como al resto de las entradas y salidas del Mezclador surround de Creative

Una vez grabadas todas las partes de la composición, configure la mezcla que desee y cree una nueva pista estéreo. Ésta es la pista donde se guardará el trabajo final. Utilice como fuente para esta pista la Mezcla después de ecualización de las entradas ASIO. Ponga la pista en grabación y reproduzca la canción desde el principio hasta el final. La mezcla completa se grabará en la nueva pista como un nuevo archivo de sonido estéreo. Este archivo puede abrirse en un paquete de edición, como WaveLab Lite, y grabarse posteriormente en CD, todo ello sin que la señal salga en ningún caso del dominio digital.
También es posible utilizar la característica "Lo que se oye" del Mezclador surround de Creative para grabar una combinación de fuentes que incluya sonido WAV/MP3, instrumentos MIDI, procesamiento EAX y sonido de fuentes externas.

Atención: siempre que se vaya a grabar algo, conviene comprobar los deslizadores de niveles de reproducción y grabación. Aunque en alguna sesión anterior los hayamos puesto al máximo, al iniciarse el ordenador puede ponerlos a unos valores preestablecidos, más bajos.

Creación

Comience por establecer las pistas MIDI principales antes de grabar sonido. Para los estilos de música pop y dance, el uso de un bucle rítmico repetitivo proporciona una buena base para crear la pieza musical. La mayor parte del tiempo necesitará un acompañamiento y un ritmo de batería resulta siempre más fácil de seguir que el sonido de un metrónomo.

Una vez obtenido el acompañamiento rítmico de guía (probablemente grabando un compás o dos y copiándolos), añada los graves y los acordes, ya que esto establecerá una estructura para el resto de la composición. (Siempre puede cambiar el arreglo de alguna de las partes más adelante, si lo desea.) Ajuste el balance de niveles entre las partes MIDI de modo que pueda oír algo similar a cómo espera que suene la mezcla final. La mayoría de las veces se dará cuenta de que esto sirve de ayuda para ajustar el balance a medida que se graban partes nuevas de modo que, cuando todas las partes estén grabadas, la mezcla será muy similar al resultado final.

Lea las opciones de automatización de mezclas de sonido y MIDI de su secuenciador, ya que son de gran importancia. Normalmente, descubrirá que existen varias formas de realizar la misma tarea, aunque cada persona encuentra su método preferido y lo utiliza casi siempre. Pruebe todos los métodos y utilice el que mejor se ajuste a sus necesidades.

Prácticamente todas las grabaciones necesitan reverberaciones y el modo más eficaz de utilizarlas es mediante la transmisión auxiliar antes del atenuador. Ojo: uno de los errores más comunes que cometen los principiantes en el proceso de grabación es añadir demasiadas reverberaciones.

Otro complemento indispensable es el compresor, efecto que se debe utilizar mediante los puntos de inserción del mezclador. La compresión es imprescindible para equilibrar los niveles de voces. A medida que realice la mezcla, puede que desee añadir más, aunque las voces se hayan grabado mediante un canal de voz con un compresor integrado. Tenga en cuenta que un exceso de compresión provoca un sonido sensiblemente comprimido, efecto que se puede utilizar de forma creativa para hacer que determinadas partes suenen de manera espectacular o tengan mayor fuerza. Sin embargo, también debe ser consciente de que cuánto mayor sea la reducción de ganancia que aplique con un compresor, más aumentarán los ruidos de fondo presentes en la señal.

Otro proceso útil que se puede realizar antes de la mezcla es aislar las pistas de audio y reproducirlas de una en una en busca de secciones o sonidos no deseados que no se han borrado. Escuche con atención para comprobar que no hay problemas de sintonización o de temporización. Puede abrir la pista en con un editor de sonido y silenciar el material no deseado, lo que facilitará en gran medida la realización de la mezcla. También puede silenciar crujidos de guitarra o ruidos de respiraciones.

Una vez grabadas todas las pistas, tendrá que escuchar la mezcla en su totalidad, ya que puede ser necesario revisar alguno de los valores aplicados anteriormente a cada pista. Por lo general, se recomienda añadir los efectos posteriormente durante el proceso de mezcla, aunque la compresión también puede configurarla desde el principio, ya que ésta cambiará el nivel de una parte e influirá en el modo en que se integra con el resto de la mezcla.

Cuando haya obtenido un equilibrio adecuado, puede comenzar a panoramizar los sonidos y añadir ecualización y efectos. Sin embargo, no dedique demasiado tiempo a ecualizar cada pista por separado, ya que seguramente sonarán de un modo muy distinto cuando se reproduzcan simultáneamente. Intente obtener una ecualización aproximada con rapidez y deje el proceso de sintonización afinada para cuando se reproduzca la mezcla completa. Por último, no intente utilizar el ecualizador por el simple hecho de que está a su disposición; cuanta menos ecualización se utilice, más naturales sonarán las voces y los instrumentos.

Panorámica: los graves de batería, bajo, líneas de sintetizador o cualquier otro sonido de frecuencia predominantemente baja se deben panoramizar hacia el centro, ya que estos sonidos aportan la mayor parte de la fuerza en una mezcla. Al mantenerlos en la zona central, los dos altavoces del sistema estéreo compartirán la carga y la música se podrá reproducir con mayor volumen. Las voces se suelen colocar en el centro por motivos artísticos. El resto de los instrumentos, el acompañamiento vocal y los efectos se pueden panoramizar a la izquierda y a la derecha para crear una sensación de espacio. La recepción de reverberaciones casi siempre se produce en estéreo para proporcionar la máxima sensación de espacio y profundidad. Independientemente de donde se panoramice la señal original, cualquier otra reverberación procederá por igual de ambos lados, como ocurre en las habitaciones reales.

Reberveración: las primeras reflexiones producidas cuando se genera un sonido en un espacio cerrado tienen una profunda influencia en cómo se percibe la distancia que hay entre el sonido y el oyente, motivo por el que la reverberación es un efecto tan importante. Las habitaciones pequeñas provocan patrones de reflexión con poco espaciado, efecto que parece crear una sensación de cercanía o intimidad, mientras que en las salas grandes las reflexiones se producen de forma más espaciada. Una vez seleccionado un programa de reverberación que trasmita la sensación de distancia correcta, puede tratar los sonidos que desea que aparezcan en el fondo de la mezcla.

Por el contrario, si desea que el sonido parezca más cercano al oyente, suele ser necesario un tipo de reverberación "menor", con más uso del componente seco; también sirve de ayuda colocar el sonido en primer plano, si se utiliza el ecualizador, para obtener un sonido más claro mediante la amplificación de frecuencias entre 10 y 15 kHz. El uso de la compresión para estabilizar el nivel le permitirá situar el sonido en el primer plano de la mezcla sin que suene demasiado alto.

Una vez que ha añadido todas las pistas a una mezcla, puede que le parezca un poco sobrecargada y que ha perdido parte de su encanto. La causa suele ser una combinación de sonidos inadecuados y un arreglo musical confuso. Si se trata de un problema de arreglos, puede silenciar o reemplazar algunas partes y, por supuesto, se pueden cambiar todos los sonidos MIDI desde la etapa de mezcla. También puede mejorar el resultado utilizando correctamente el ecualizador, aunque existen una serie de directrices que rigen su uso.


El ecualizador como herramienta

El ecualizador sólo puede amplificar frecuencias que ya existen en el sonido original, por lo que no tiene sentido intentar añadir graves a un sonido que no contiene frecuencia bajas ya desde su origen. Asimismo, es posible que un sonido muy sordo no tenga en su extremo superior más que ruido para amplificar. Tendrá que realizar pruebas hasta encontrar las frecuencias y cantidades exactas de recorte y amplificación que funcionan con cada tipo de sonido; sin embargo, por lo general existe muy poco sonido de baja frecuencia que esté por debajo de la frecuencia fundamental de la nota más baja que un instrumento puede producir.

También es posible utilizar el recorte de ecualización en escalón en los extremos superior e inferior del rango natural de un sonido para encajarlo en un rango más estrecho. Puede que desee hacerlo cuando una mezcla comienza a saturarse, ya que concederá a cada sonido más espacio propio. Es especialmente importante asegurarse de que ningún sonido provoca un conflicto demasiado importante con el valor medio de las voces principales.


Voces

Un buen cantante con un micrófono de calidad no suele necesitar demasiada ecualización aunque, si desea obtener un sonido muy procesado por motivos artísticos, puede hacer lo que considere necesario para mejorar la pista.

A menos que los cambios de ecualización que deba realizar sólo impliquen algunos ajustes para aumentar la claridad o la calidez general, debe utilizar un ecualizador paramétrico, en lugar de uno en escalón, ya que el modelo paramétrico ofrece un control más preciso. La presencia se puede calibrar recortando o amplificando en el rango 3-7 kHz, mientras que las resonancias de "pecho y garganta" suelen permanecer en el rango 150-400 Hz. La compresión se puede aplicar antes o después de la ecualización, aunque se obtiene un mayor control si se comprime en primer lugar y se ecualiza a continuación.
Las voces grabadas cerca de un micrófono siempre necesitan reverberación, aunque no tanta como se suele suponer; es mejor utilizar este efecto con moderación. Los sonidos de reverberación clara son frecuentes en algunas voces pop pero tienden a enfatizar los sonidos sibilantes, por lo que conviene escuchar con atención los sonidos vocales con y sin efectos.

Mezcla paso a paso

• Compruebe las pistas de audio individuales en busca de ruidos o partes no deseadas y borre todo lo que no sea necesario.
• Configure una mezcla provisional y evalúe su sonido.
• Si parece que la mezcla contiene demasiados sonidos, compruebe primero si puede cambiar su organización para liberar espacio. También puede utilizar distintos sonidos de instrumentos MIDI o el ecualizador para aligerar algunas de las pistas de audio existentes.
• Mantenga los principales sonidos graves y vocales panoramizados cerca de la parte intermedia de la mezcla.
• No abuse de los efectos, ya que pueden estropear el sonido final de la mezcla. Utilice una reverberación menor cuando se añada claridad a los sonidos en primer plano para que suenen más cercanos.
• Los excitadores (que añaden a una señal armónicos de alta frecuencia sintetizados para que suene más clara y emocionante) pueden resultar útiles para añadir definición y claridad a pistas individuales e incluso a mezclas completas. Sin embargo, debe utilizarlos con moderación y tener en cuenta que la adición de mejoras provoca que un sonido destaque en la mezcla.
• Por último, cuando crea que ha terminado el trabajo, descanse un rato, tómese un café, escuche unos cuantos discos y vuelva a escuchar la mezcla. Si todavía le suena bien, vuelva a escucharla desde la habitación contigua con la puerta abierta, ya que de este modo se podrá detectar instantáneamente cualquier elemento que suene demasiado alto o demasiado bajo en la mezcla. Se trata de uno de los trucos más eficaces para mejorar la calidad de la mezcla, así que no dude en utilizarlo.


Masterización

La etapa de masterización es el acabado final que se aplica a la música, en la que las pistas se organizan para obtener un álbum coherente. La masterización consiste principalmente en conseguir que las distintas pistas de un álbum suenen de forma coherente y que tengan los niveles relativos adecuados. La masterización implica mucho más que comprimir todo para que suene lo más alto posible. Puede conseguir excelentes resultados en un estudio doméstico siempre que tenga un sistema de monitorización suficientemente preciso y sepa manejar lo que tenga entre manos. Como mínimo, el único equipo adicional que necesitará es una grabadora de CD-R adecuada. Es posible realizar cualquier función de procesamiento que pueda necesitar con el software; WaveLab Lite dispone de opciones incorporadas de compresión y ecualización.

Existen varios trucos de masterización bastante simples que puede emplear para mejorar el sonido de las pistas con respecto al de la mezcla, pero por encima de todo debe escuchar con atención. Escuche con actitud crítica todas las músicas que pueda e intente averiguar las técnicas utilizadas durante la masterización.

Aparte del oído, el requisito más importante es un entorno de monitorización preciso, lo que significa que debe utilizar altavoces de alta fidelidad o de monitorización de estudio con una respuesta de graves aceptable. Los altavoces multimedia de ordenador no son adecuados para realizar un trabajo musical serio, sobre todo en la etapa de masterización.

Ecualización de la masterización

Las pistas grabadas en momentos diferentes pueden sonar de forma muy distinta, por lo que suele ser necesario aplicar una ecualización global para nivelar las pistas. Escuche primero el extremo de graves de cada canción para ver las diferencias y utilice el ecualizador para obtener un carácter similar en cada pista. El enfoque que se debe adoptar consiste en aplicar recortes cuando los sonidos sean demasiados fuertes y amplificaciones cuando sean demasiado débiles. Sin embargo, asegúrese de aplicar sólo una amplificación suave y de utilizar el recorte en lugar de la amplificación cuando sea necesario un cambio más radical.

Si necesita añadir claridad, utilice un complemento realzador (enhancer) armónico o un ecualizador paramétrico establecido en 15 kHz aproximadamente con una configuración Q baja (es decir, un ancho de banda amplio). En esta frecuencia basta con aplicar un par de decibelios de amplificación para que la pista suene más limpia y trasparente. Para evitar un procesamiento excesivo de la mezcla, tenga un reproductor de CD conectado al sistema y realice comparaciones con frecuencia entre los resultados obtenidos y una selección de grabaciones comerciales de un estilo parecido.


Grabación final

Un disco compatible con Red Book siempre se debe escribir en modo Disco completo, en vez de en modo Pista completa, para evitar la creación de errores entre pistas. Para grabar los trabajos importantes, utilice siempre CD-R vírgenes de marca de buena calidad. Los discos baratos suponen un ahorro pero no son fiables. Muchos de ellos provocan numerosos errores y puede que sus características de almacenamiento sean deficientes a largo plazo. Sujete el CD-R virgen por los bordes, ya que las huellas o la suciedad también pueden provocar errores. Asimismo, compruebe que la superficie de escritura está inmaculada antes de intentar escribir en el CD.

Aprendido de la grabación de Piezas III

* Deben limitarse mediante ecualización los sonidos excesivamente agudos.
* Los instrumentos MIDI han de sonar primero, y grabarse en audio después, individualmente (por cada instrumento, un archivo *.wav) a un volumen inferior 90.
* Con el editor de sonido puede elevarse selectivamente el nivel de los instrumentos que, al grabarse en audio, hayan quedado demasiado bajos, empleando una normalización reducida, no a 0 db, sino a -2 ó -4 db. El posterior equilibrado de las pistas se hará modificando el volumen de cada pista, desde el principio de la pista o en zonas determinadas.


SoundFont

Un SoundFont es un formato de datos

Un SoundFont es un formato de datos que define la información que necesita su equipo para crear notas musicales o efectos de sonido mediante la síntesis de tabla de ondas. Contiene:

• Muestras de sonido digital recogidas de una fuente de sonido.
• Instrucciones que indican al hardware (sintetizador de tabla de ondas) cómo tiene que articular las muestras.

Por ejemplo, un SoundFont puede contener muestras de sonido grabadas de una trompeta que se ha tocado en varios tonos. También puede contener instrucciones para el sintetizador; por ejemplo, para que el hardware filtre o silencie los sonidos cuando las notas se toquen con suavidad, información de bucle de una muestra que permita alargar una grabación breve para convertirla en una nota sostenida o instrucciones para aplicar vibrato o para curvar el tono de una nota.

Los archivos de SoundFont tienen la extensión *.sf2 y un tamaño variable entre 100 kb y 16 Mb (los hay más grandes). Pueden tener un sólo instrumento o varios. Cuantos menos instrumentos, mejor suele ser el sonido.

Para utilizarlos, hay que cargarlos en la RAM. Esto quiere decir que no podremos tocar una obra que use muchas SoundFont grandes si no tenemos suficiente RAM. Existe el truco de cargar las fuentes una a una, descargando la anterior, y grabar cada instrumento como una pista de audio. Luego se tocará la obra con las pistas de audio, aunque esto tiene el problema de que es muy difícil introducir cambios. Mejor hazte con más RAM.

Un SoundFont es una fuente

Un SoundFont se parece a las fuentes de caracteres que se emplean en los procesadores de textos. Por ejemplo, la muestra de sonido de una trompeta se puede comparar a la letra "a" de una fuente de caracteres. Los distintos sonidos que se generan al aplicar diferentes parámetros a la muestra de SoundFont son análogos a los efectos producidos por los diferentes estilos de la letra "a" en una fuente de caracteres. Al trabajar con un editor de SoundFont, se trata a los SoundFonts como fuentes de caracteres y se convierten las muestras de sonido sin procesar en alfabetos de sonido que mejoran la experiencia multimedia.

Un SoundFont es un banco

Un SoundFont suele recibir el nombre de banco de SoundFont o banco compatible con SoundFont. Cada banco de SoundFont puede contener uno o varios bancos MIDI. Los bancos de SoundFont se guardan como archivos de SoundFont y se cargan en la tarjeta de sonido para su reproducción.

(© Ayuda de Vienna Sound Font Studio 2.3)


Puedes enviar sugerencias y comentarios sobre esta página de materiales a través de la sección Contactar